Desde el paraíso.

Esta mañana mi paciente esposo ha recibido uno de mis ataques letales. Es lo que hace la falta de sueño. Y el soportar tantas horas de berrinches: te vuelven un poco loca. Te alteran los nervios. Mi hija lloraba y yo lloraba y mi PE (paciente esposo) como era el único que no lloraba ha optado por la mejor solución para que todos saliéramos indemnes y se ha llevado a la niña toda la mañana de paseo con lo que he podido dormir. Ahora el que no ha dormido es él y leo en su cara el agotamiento y el cansancio. Mi PE transita por paisajes para mi desconocidos y puede estar tumbado con Alma en modo niña del exorcista y él tranquilo con los ojos cerrados, incluso se duerme. Su mente parece tener algún paradisiaco rincón a donde él se dirige cuando las cosas se ponen feas. Un paraíso lleno de sol, mar, pulpos y por supuesto litros y litros de cerveza bien fría. -Guapo…¿te importa que vaya a un concierto esta noche? Mi PE me lanza una sonrisa con mirada ausente desde su paraíso. -Para nada me dice-. Bien, esta noche me voy a ver a mi amigo Alvarito tocar con Bunbury y que sea lo que dios quiera. Un hurra para mi PE. Hip, hip…

El paraíso de mi paciente esposo
El paraíso de mi paciente esposo...
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s