Alemania 5- Grecia 0

Anoche tuve insomnio de nuevo…y la culpa no la tuvo, por una vez, Superbebé. La culpa la tuvieron los griegos. En mi cabeza, Aristóteles y Platón luchaban en el barro. Aristóteles era uno de esos radicales antieuropeistas y Platón, no podía ser menos, era de derechas. Yo gritaba: “¡vamos Aristóteles, dales fuerte”. Y Aristóteles me miraba sonriendo y se revolvía en el fango cual cochino feliz. Pero ganó Platón. Y es que mi suegro dice que una de las cosas que más le gusta de mí es que con casi cuarenta años soy una ingenua,una inconsciente y una ignorante. No sé si es que le ha dado por utilizar todas las palabras que empiecen por “i” conmigo pero a día de hoy me parece un bonito piropo.

Me emociona ver movimientos sociales que aglutinan a la gente, que la hacen revolverse en sus sillones y salir a la calle. Con el 15M lloré y levanté mis manos en las asambleas. Me llena de orgullo ver familias desahuciadas que tienen el valor de convertirse en “okupas” como las de la Corrala “Utopía”, se me encoge el corazón. Por eso, y porque soy estúpida, estaba convencida que hoy era el comienzo de una nueva era. Que los griegos se alzarían en una sola voz y le darían un corte de manga a la Merkel de dimensiones desproporcionadas. Que hoy empezaría una nueva era, pero no orquestada por los publicistas como la de Aquarius, una era de cambio de verdad, en la que por tener vivienda, comida, sanidad y educación no nos culpen de vivir por encima de nuestras posibilidades. En la que los políticos que lleven a un país a la ruina por pura avaricia y mala gestión sean juzgados y condenados, en la que la monarquía no sea intocable y al cuñado del rey se le pueda meter en la cárcel del mismo modo que se haría con una persona corriente y moliente que hiciera lo mismo. Es más, en mi ingenuidad supina soñaba con una era sin monarquía, con un rey embestido por elefantes, con un Froilán en un centro de acogida por ir disparando armas de fuego, tener padres separados sin trabajo conocido y adictos a la cocaína (flipadlo que lo dice la wikipedia, no yo…).

En mi delirio insomne  el mundo era un mundo justo donde cada uno estaba en el lugar que le correspondía. Soraya Sáenz de Santamaría era ama de casa con bigudíes y bata de guatiné y llevaba a su hijo a un colegio público donde cogía piojos y no andaba por ahí diciendo cosas del tipo “hay que mentalizarse de que nuestros hijos vivirán peor que nosotros”. ¿Peor que quién Soraya, hija mía?, ¿puede una madre “mentalizarse” para eso?. Porque sospecho que cuando tú dices “nuestros hijos” y “nosotros” te refieres literalmente a eso, a la chusma, ya que tú y los tuyos vais a vivir de puta madre a costa nuestra con vuestros sueldos nescafé.

Aristóteles, tengo sueño. Solo quiero decirte una cosa y me echo una siesta antes de que mi hija de ocho meses se despierte -que tengo que ponerla a trabajar si quiero que tenga algo de jubilación- y es que en la Eurocopa, cuando Alemania os meta 5- 0, no me vengáis llorando: os jodéis.

PD: Dura 8 minutos pero merece la pena verlo entero, es una maravilla…

Anuncios

4 comentarios en “Alemania 5- Grecia 0”

    1. Bueno, una vez superada la desilusión a ver que tal duermo hoy y sobre todo, a ver que tal duerme mi enana!! ¿que tal tus noches? ¿se porta bien el/la chiquitina? (no se si es niño o niña). Un fuerte fuerte abrazo y gracias por la cibervisita que me imagino totalmente tu estado ahora con dos y uno recién salidito del horno…
      Besos campeona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s