Superbebé contra el Marianosauron


Encontrábame yo cabizbaja cuando Superbebé me dio alcance. Como corre como una bala, no le fue difícil dar conmigo. Mamá, ¿me estas haciendo el hueco? – me dijo un poco mosca -Es que estoy embajoná hija, no es nada. Algo te pasa mamá humana. Pues si hija, ando preocupada por el mundo de Mordor que os estamos dejando, me intento mentalizar que vais a vivir peor que nosotros pero… ¡no hay manera! yo es que debo ser una  persona muy poco patriótica pero a mi lo que me sale es querer que mis hijos sean muy felices y vivan en la abundancia, conectados con la naturaleza. Que empaticen con los demás humanos, convivan en armonía y a ser posible aprendan de nuestros errores y no repitan peinados, como los cardados de los ochenta e incluso hagan una pira con todas las hombreras que queden en el mundo. Ese es mi mundo ideal, ese es el que quiero para mis hijos y para los hijos de mis amigos y para los hijos de la tierra. Jo, mamá que hippie, me he emocionao.

En ese momento llegó Mario. Mamá, ¿que haces?. Hablar con Superbebé. Superbebé no habla. Que sí, que sí que habla, estamos hablando de la situación política actual. Mamá. Qué. ¿Me compras un Gormiti?. No. Pues que sepas que Superbebé no habla. Chincha. Y con las mismas se fue.

Mamá. Volvió a decir Superbebé. Que joía que eres, ¿ahora hablas?. ¿Por que no confías en mí?. Por que eres un bebé Alma, por que eres un bebé. Ni bebé ni leches, dijo enfadada. Yo he venido a salvar el mundo, y es este mundo al que me refería…¿ves? hacía bien en tener prisa por que las cosas van muy rápido, tengo que crecer antes que el hijo/hija gorrrrrdo de Soraya Saénz de Santamaría para retarlo en duelo y verme las caras con él. ¡Ya se andaaaaaaaaaar! y blandiendo la espada del chino se lanzó torpemente pasillo abajo hasta dar un traspiés. Superbebé. Qué. Que no hay prisa. Todo esta bien, ya veremos como lo hacemos. Mamá. Queeeeeee. Al menos puedo ir a la concentración frente a la puerta del PP para gritar “Andrea Fabra dimisión“. No. Eres un bebé, los bebés van al parque. Tú aprende a andar bien y ya veremos. Entonces se echó a llorar y entre moco y moco gritó -bueno, pero al parque me bajo con mi espada…que tal y como están las cosas, nunca se sabe.- Pobre.

Que me he enterao que Superbebé tiene algo que decirme...
Que me he enterao que Superbebé tiene algo que decirme…
Anuncios

Un comentario en “Superbebé contra el Marianosauron”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s